La brecha generacional que vota.

Actualizado: 7 de sep de 2018

La mayoría de los electores de esta próxima elección del 1 de julio de 2018 se encuentra ante una disyuntiva como nunca antes, los que han participado en tres o más elecciones presidenciales lo saben ya que en el pasado mediano el 2 de julio del año 2000 acudieron a ejercer su derecho pensando en un cambio de rumbo y estrategia para el país similar con la que nos encontramos en estos meses. Las demás generaciones jóvenes solo cuentan con un campo de visión estrecho y reducido a los dos intentos anteriores de Andres Manuel López Obrador por llegar a la silla presidencial en la cual es grato recordar que un gran inspirador para AMLO "Francisco Villa", no se quiso ni sentar.


El escenario, la experiencia, los participantes, la geopolítica y los votantes, son infinitamente distintos a como entienden la manera de hacer política las entidades de interés público creadas en principio para promover la participación de la ciudadanía en la vida democrática nacional. El universo alterno de las redes sociales y los cambios presentados en la sociedad son cada vez más constantes y más acelerados casi a manera de función exponencial algebraicamente hablando, al punto que algunos empiezan a echar mano de tecnologías e inteligencia artificial para intentar entender que es lo que quiere escuchar el electorado y así seducirlo a su preferencia.


El contraste de los grupos de electores generacionalmente hablando es simplemente abismal, mientras unos siguen cargando los miedos de más de dos o tres devaluaciones importantes, más dos crisis financieras mundiales, escándalos de fraudes bancarios internacionales, terrorismo, cambios tecnológicos, etc., la otra parte simplemente no tiene que saber ni entender todo lo anterior.


El cambio de rumbo en el país lo van decidir 14 millones de jóvenes mexicanos que se atreverán a ir con ideas y convicciones propias de su contexto, espacio y juventud encaminados por un sistema que no ha rendido en temas como, transparencia, corrupción, nepotismo, dedazo y sobre todo impunidad. Es sabido que los jóvenes se comprometen mas por causas que por intereses, actitud propia del vigor y valentía con la que ven el futuro, por eso es que se les presenta una causa tangible mayor en apoyar a un jugador que ha estado en el tablero por más de 12 años que a un sistema político y de gobierno que se ha resistido al cambio y aferrado a las prácticas más deleznables y viejas que tiene la política y el ejercicio público.


Marcos Daniel Pérez García

Candidatos presidenciales México 2018

36 vistas

© COPYRIGHT 2019. MARCOS DANIEL PÉREZ GARCÍA

  • White LinkedIn Icon
  • White Twitter Icon